Translate

viernes, 25 de septiembre de 2015

¿QUÉ COMIDA ES BUENA PARA LA CIRROSIS?


Consejos alimentarios para la cirrosis

La alimentación en el tratamiento de la cirrosis tiene un papel muy destacado para evitar que el daño que produce esta enfermedad en el hígado sea cada vez mayor. 

Las pautas generales son:

- Eliminar completamente el consumo de alcohol, se incluyen las bebidas alcohólicas, alimentos con alcohol y medicamentos como las tinturas. 

- Alimentación con abundancia de vegetales, como zanahorias, patatas, arroz, calabaza, alcachofa, lechuga,etc. Sobre todo se recomiendan las crucíferas: col, coliflor, coles de Bruselas, brócoli, rabanitos y nabos.

- Es importante consumir alimentos ricos en proteínas en cada comida, porque un déficit de estos nutrientes puede empeorar considerablemente la enfermedad. Se recomienda que proceda de agricultura ecológica ( p.ej., los huevos son una fuente de proteínas de buena calidad y relativamente económica, incluso si son ecológicos)

- Frutas: Plátano, manzana, peras, nísperos,... Las manzanas ácidas son ricas en ácido málico, que ayuda a limpiar el hígado.

- Cocciones suaves: caldos, verdura al vapor, puré de patatas, crema de verduras, verdura hervida, guisos, verdura asada, agua de arroz, compota de manzana, o manzana al horno,… 

- Legumbres: garbanzos, lentejas, bien cocidas ( larga cocción),…

- El aceite más recomendado es el de oliva virgen, pero se pueden utilizar otros, siempre que no sean refinados y se extraigan sólo por procedimientos mecánicos (“primera presión en frío”). Estos aceites son los más ricos en vitamina E y polifenoles antioxidantes.

- Dieta baja en sal: No es necesario llevar una dieta estricta sin sal, pero sí que se recomienda eliminar de la dieta los alimentos con mucha sal ( embutidos, salazones, encurtidos, galletas, chips, precocinados, frutos secos salados, caldos de tetrabrick, pescados enlatados, salsa de soja, etc.) y en general, cocinar con poca sal. 

- Es importante respetar las condiciones de higiene de los alimentos para prevenir posibles intoxicaciones (conservar siempre en nevera, lavarse siempre las manos antes de tocar alimentos, lavar en el lavaplatos porque alcanza temperaturas más elevadas de desinfección que fregando a mano, lavar bien los vegetales, no consumir granos que parezcan afectados por mala conservación,…)

La cirrosis es una enfermedad grave del hígado que puede afectar a otros órganos y que SIEMPRE debe ser tratada por un médico

Más información 

miércoles, 23 de septiembre de 2015

¿LAS LEGUMBRES TIENEN MUCHAS CALORÍAS?:



¿Es verdad aquello que se dice que las legumbres engordan?

Las legumbres siempre han tenido la "mala fama" de engordar o de aportar demasiadas calorías, motivo por el que muchas veces se eliminan en dietas de pérdida de peso. Esta afirmación no es verdadera, por distintas razones:

¿Por qué es falso que las legumbres engordan?

- En primer lugar, las cifras indican que un plato de legumbres contiene aproximadamente las mismas calorías que un plato de arroz u otro cereal.

- Analizar los alimentos sólo por las calorías que aportan es un error. A igualdad de calorías, una dieta o alimento produce distintos efectos sobre el metabolismo, en función de, por ejemplo, si las calorías proceden de las proteínas, del azúcar o de las grasas.

- En el caso de la legumbre, su alta proporción en fibra y proteínas hace que sus carbohidratos se asimilen muy despacio, controlando así la producción de insulina, que es la hormona que estimula la producción de grasa corporal cuando hay demasiada energía

- También es interesante el alto poder saciante de las legumbres para la obesidad...


Legumbre, un alimento para dietas de adelgazamiento

En definitiva, las legumbres no sólo no tienen muchas calorías, sino que podrían ser más aconsejables que los cereales en muchos casos, como en dietas para adelgazar, diabetes, obesidad,etc.: 

Mas información


lunes, 21 de septiembre de 2015

BENEFICIOS DE LAS ZANAHORIAS CRUDAS Y COCIDAS


Ventajas de las zanahorias crudas

Si se consume cruda, aporta mayor cantidad de vitamina C y de potasio. La zanahoría cruda es especialmente ventajosa  para niños, deportistas, en ensaladas, y para diabéticos, porque de esa forma tiene un índice glucémico menor.


¡Truco nutricional!

 Se recomienda aliñar las zanahorias con un chorro de aceite o combinarlas con aguacate, porque la grasa mejora la absorción de estos componentes. El aceite más adecuado es el de oliva o aquellos que no han sido refinados (primera presión en frío).


¿Qué propiedades tienen las zanahorias cocidas?

La zanahoria hervida o al vapor es ideal en aquellas personas que sufren de gastritis, dolor de estómago, úlceras digestivas, diverticulitis, estreñimiento, hemorroides, enfermedades intestinales, etc.


La zanahoria tiene propiedades suavizantes y calmantes de la mucosa digestiva. Ayuda a reparar el intestino irritado y cuando se consume regularmente, su fibra normaliza el tránsito, evitando el estreñimiento y la aparición de hemorroides.

viernes, 18 de septiembre de 2015

PARA QUE SE UTILIZA EL ÁLOE VERA




¿Para qué sirve el áloe vera?

La extracción del gel de áloe es muy antigua y según algunos estudios ya fue utilizado por los antiguos Egipcios para curar quemaduras o enfermedades de la piel. Se dice que Cleopatra utilizaba su gel de áloe vera para cuidar su piel y sus uñas. 

Actualmente se sigue considerando una de las plantas más utilizadas para tratar diversas afecciones de la piel. El gel tiene propiedades para suavizar, calmar, hidratar y proteger la piel y mucosas. 

Áoe vera, amigo de la la piel

Favorece la curación de:

- Heridas y rasguños superficiales
- Granos, 
- Cicatrices, 
- Quemaduras de la piel


Áloe vera, para el estómago y la garganta

Además de su uso medicinal para la piel, el gel de Áloe se puede beber. Utilizado vía interna, su jugo es excelente para el tratamiento de:

- Gastritis, 
- Hernia de hiato, 
- Úlceras digestivas, 
- Acidez de estómago, 
- Enfermedades intestinales, 
- Garganta irritada, afonía, etc. 

Se debe utilizar preferiblemente el gel de áloe puro.

Más información: 

martes, 15 de septiembre de 2015

ALIMENTACIÓN PARA COMBATIR EL HELICOBACTER PYLORY

¿Cómo se debe controlar la infección por Helicobacter pylory?



La infección por Helicobacter pylori debe ser controlada por un médico en todo momento para evitar complicaciones de la enfermedad. 


¿Cómo deber ser la dieta para el Helicobacter?

La dieta para el Helicobacter es complementaria al tratamiento médico. Consiste en una alimentación adecuada con alimentos de fácil digestión para evitar el dolor de estómago, y con ello reducir la inflamación y molestias gástricas. 

Las pautas generales para la dieta cuando hay infección por Helicobacter son:

- Masticar mucho los alimentos, para facilitar y acortar el tiempo de digestión. En caso de que cueste masticar, realizar una dieta líquida o blanda ( purés, hervidos, etc.)

- No tomar los alimentos ni infusiones demasiado calientes.

- Cocciones suaves: al vapor, hervidos, purés, sopas, cremas,etc. Texturas jugosas, guisos, sopas, cremas, purés,... Evitar salteados, planchas, tostados, asados o alimentos muy secos o poco cocidos. 

- Potenciar los alimentos más recomendables para el estómago, que son principalmente: las patatas, el arroz, zanahorias, calabazas, col bien cocida, manzana, plátano maduro y aceite de oliva virgen. 

- De no disponer de aceite de oliva, se recomiendan aceites no refinados (de primera presión en frío)

Beber agua durante todo el día, especialmente entre horas, para diluir los ácidos estomacales y reducir la acidez. 

- Realizar comidas poco abundantes, si se pasa hambre entre horas, comer con más frecuencia, pero no hasta sentirse totalmente lleno

- Algunas hierbas han demostrado propiedades antibióticas contra el Helicobacter, pero en ningún caso son totalmente efectivas como para utilizarlas de tratamiento único. Entre estas infusiones se encuentra el jengibre y la cúrcuma.

- Otro tipo de infusiones que puede ayudar a aliviar su malestar estomacal son las infusiones ricas en mucílagos, como las malvas, el llantén o comer las semillas de chía, que ayudarán a aliviar la acidez y a desinflamar el estómago.

Todas estas pautas son coadyuvantes del tratamiento médico. 

Puede ver más información  en el siguiente artículo, donde se habla sobre la dieta para la gastritis por infección por Helicobacter: http://www.botanical-online.com/dieta-helicobacter.htm

lunes, 14 de septiembre de 2015

CONCURSO DEL MÉS DE SETIEMBRE

¿Sabes qué planta es?

Participa en el concurso del mes de setiembre, enviando tu respuesta a:  




Te ofrecemos unas pistas: 

Es un árbol que procede de China, Japón y la India aunque se utiliza en muchos lugares del mundo como árbol o arbusto ornamental. 

Destacan sus flores de variados colores agrupadas en umbelas. 

Con sus raíces se elabora una decocción para las llagas y los problemas estomacales... 

miércoles, 9 de septiembre de 2015

¿POR QUE ES BUENO CONSUMIR ACEITE DE NUECES?

¿Por qué es  especialmente importante para las personas vegetarianas consumir aceite de nueces?




El contenido en ácidos grasos omega 3 de las nueces tiene especial relevancia para las personas vegetarianas porque , además de tener los beneficios naturales de ser poliinsaturado, sus necesidades pueden resultar más difíciles de cubrir, sobretodo si solamente se consumen alimentos de origen vegetal. 


Normalmente, este ácido graso esencial lo encontramos mayoritariamente en la grasa de los pescados y aceites elaborados a partir de estos. 

También se debe resaltar que el aceite de nueces tiene un contenido de grasa saturada muy bajo, con lo cual resulta muy beneficioso para quienes necesitan realizar una dieta contra  el colesterol y  los triglicéridos así como otras enfermedades del corazón, de las arterias o problemas  inflamatorios. 


Entradas más populares

Etiquetas

201 (1) 2017 (2) Abedul (1) Abonos (1) abril (1) Aceite (7) Aceite almendras (1) Aceite de argán (1) Aceite de borraja (1) Aceite de caléndula (2) Aceite de coco (1) Aceite de germen de trigo (1) Aceite de girasol (1) Aceite de nueces (1) Aceite de oliva (12) Aceite de onagra (2) Aceite de palma (1) Aceite de pescado (1) Aceites (4) Aceites de semillas (1) Aceites esenciales (3) Aceites vegetales (3) Acelgas (2) Achicoria (1) Acíbar (1) Acidez (13) Acidificación organismo (1) Ácido fólico (8) Ácido úrico (6) Ácidos grasos (5) Acidos grasos esenciales (7) Acné (5) Adelgazar (23) Aditivos (1) Afonía (1) Agua (6) Aguacate (3) Ajo (5) Alcachofa (8) Alcaparra (1) Alcohol (13) Alergia (4) Alforfón (1) Algas (4) Alimentación (21) Alimentos (38) Alimentos ácidos (1) Alimentos alcalinos (3) Alimentos ecológicos (2) Alimentos industriales (2) Alimentos para curar (26) Alimentos prohibidos (6) Alimentos-medicina (1) Aloe (3) Aloe vera (3) Alubias (2) Alzheimer (2) Amargón (1) Aminoácidos (3) Anemia (5) Angélica china (1) Angina de pecho (1) Anorexia (1) Ansiedad (5) Antibacteriano (1) Antibiótico (3) Antiinflamatorio (6) Antioxidantes (28) Apatía (1) Apetito (2) Arándanos (2) Ardor (1) Arnica (1) Arroz (2) Arrugas (5) Arteriosclerosis (1) Articulaciones (3) Artritis (7) Asma (3) Astringente (1) Avena (4) Ayuno (1) Azucar (1) Azúcar (19) Azúcar refinado (1) Azucar. (1) Azufre (2) Bacterias saludables (1) Barbacoa (1) Batata (1) Bebidas con gas (1) Belleza (3) Beneficios (1) Betacarotenos (11) Bífidus (1) Bilis (2) Biotina (1) Boj (1) Boldo (4) Bollería (1) Boniato (2) botánica (1) Brócoli (3) Bronquitis (3) Cabello (5) Cacao (3) Café (3) Cafeína (1) Caída cabello (1) Calabaza (3) Calabazas (1) Calambres (1) Calcio (17) Caléndula (1) Calorías (4) Calvicie (8) Cambios de humor (1) Caminar (1) Cancer (5) Cáncer (8) Cáncer colon (2) Cáncer duodeno (1) Cáncer garganta (1) Cáncer mama (1) Cáncer piel (1) Candidiasis (1) Canela (2) Cansancio (6) cápsulas (2) Cardamomo (2) Cardo Mariano (2) Caries (1) Carminativo (1) Carne (7) Carnes rojas (1) Carotenos (2) Cartílago (1) Cartílagos (1) Caspa (3) Castaño de Indias (2) cataplasmas (1) Catarro (1) Cebolla (2) Cebollas (3) Cedrón (1) Celíacos (3) Celulitis (2) Cereales (9) Cerebro (2) Champú (1) Chía (9) Chocolate (6) Chocolate con leche (1) Chocolate negro (1) Cicatrices (5) Circulación (5) Cirrosis (7) Ciruelas (1) Cítricos (2) Clavo (1) Cocinar (1) Col (7) Cola de caballo (1) Colágeno (5) Colesterol (18) Cólicos (2) Coliflor (2) Colon irritable (2) color (1) Colorantes (1) Combinación proteínas (1) Comino (2) Compota (1) Compresas (1) Comprimidos (1) Concentración (3) Concurso (2) concursos (1) Congestión (1) Conservantes (1) Conservas (1) Contaminación (1) Contraíndicaciones (2) Coquitos (1) Corazón (22) Cosméticos (2) Crecimiento (3) Crema de calabaza (1) Cremas (1) Cromo (1) Crucíferas (2) Cúrcuma (6) Curcumina (2) Dátiles (2) Decocciones (1) Defensas (2) Demencia (1) Deporte (1) Deportistas (6) Depresión (6) Depurativo (6) Dermatitis (3) Desayunar (1) Descascarillado (1) Desinfectante (1) Desintoxicar (5) DHA (1) Diabetes (17) Diarrea (6) Diente de león (2) Dientes (2) Dieta (67) Dieta adelgazar (3) Dieta bikini (1) Dieta depurativa (5) Dieta detox (1) Dieta Dukan (3) Dieta mediterránea (4) Dieta según el grupo sanguíneo (1) Dieta vegetariana (3) Dietas (1) Dietas proteicas (1) Dificultad respiratoria (1) Digestiones pesadas (9) Diuréticos (14) Dolor (6) Dolor de cabeza (2) Dolor de cuello (1) Dolor de estómago (3) Dolor de riñones (1) Dolor espalda (1) Dolor menstrual (1) Dong Quai (1) Dosis (1) Drosera (1) Dulces (1) Duraznos (1) Durian (1) Eczema (4) Edulcorantes (1) Ejercicio físico (9) Embarazo (8) Embutidos (2) Encías sangrantes (1) Encina (1) Energía (1) Energía mental (1) enero (1) Enfermedad de Crohn (1) Enfermedades (2) Enfermedades infecciosas (1) Enfermedades respiratorias (2) Engordar (1) Enjuagues (1) Ensaladas (2) Envejecimiento (1) EPA (1) Equinácea. Árnica (1) Equinácea. Shiitake (1) Eructos (1) Espárragos (1) Especias (4) Esperanza de vida (1) Espinacas (2) Espino blanco (1) Esterilidad (1) Estevia (1) Estimulante (1) Estimulantes (4) Estómago (3) Estreñimiento (20) Estrés (16) Estudiantes (4) Etiquetas (1) Eucalipto (4) Exámenes (2) Exótica (1) Expectorante (1) Falta de atención (1) Farfara (1) Fatiga (1) Fenogreco (1) Fertilidad (1) Fertilizantes (1) Fibra (34) Fibra soluble (8) Fibromialgia (6) Fisioterapia (1) Fitoestrógenos (2) Fitoquímicos (1) Fitoterapia (10) Flato (1) Flatulencias (2) Flavonoides (5) Flor de la Pasión (2) Flora intestinal (5) Flujo (1) Fósforo (6) Fracturas (2) Fresa (1) Fritos (3) Fructosa (2) Fruta (4) Frutas (15) Frutos secos (18) Frutos tóxicos (3) Fumar cigarrillos (2) Fumaria (1) Garbanzos (3) Garcinia cambogia (1) Gargarismos (1) Gases (3) Gastitis (1) Gastritis (12) Gel de sábila (3) Germen de trigo (2) Gingivitis (1) Gingseng (1) Ginkgo (2) GLA (1) Glucomanano (1) Glucosa (1) glucosinolatos (2) Gluten (4) Goji (1) Golpes (1) Gota (5) Granos (4) Grasas (12) Grasas buenas (8) Grasas de cadena larga (1) Grasas hidrogenadas (4) Grasas malas (7) Grasas monosaturadas (1) Grasas saturadas (2) Grasas trans (5) Graviola (1) Gripe (2) Guanábana (1) Guisantes (3) Habas (3) Hambre (8) Helicobacter (3) Hemorragias (2) Hemorroides (2) Heparina (1) Heridas (4) Hernia de hiato (1) Herpes (1) Hidratación (3) Hidratos de carbono (10) Hidratos de carbono complejos (1) Hidrosoluble (1) Hierba de San Juan (1) Hierbas aromáticas (8) Hierro (5) Hígado (19) Hígado graso (3) Higiene de los alimentos (1) Higos secos (1) Hinchazón (3) Hiperactividad (1) Hiperglucemia (1) Hipérico (1) Hipertensión (16) Hipoglucemia (1) Horno (2) Hortalizas (5) Huesos (9) Huevos (4) Hummus (1) Ictericia (1) Ictus (1) Incontinencia urinaria (1) Infarto (2) Infecciones (4) Infusiones (17) Inmunidad (2) Insomnio (2) Insuficiencia cardíaca (4) Insuficiencia hepática (5) Insuficiencia renal (3) Insulina (4) Integral (1) Inteligencia (1) Intestino (4) Intolerancia (1) Intoxicaciones (2) Ira (1) Irritante (1) Isoflavonas (1) Jackfruit (1) Jalea real (1) Jarabe (1) jardinería (1) Jengibre (5) Jóvenes (1) Judías (3) Jugo de áloe (3) Jugo de Limón (2) Kiwis (1) Kombu (1) Lactancia (5) Lacteos (8) Lácteos (3) Látex (1) Lavanda (3) Laxante (3) Laxantes (2) LCFA (1) Leche (7) Leche de arroz (1) Leche de coco (1) Leches vegetales (2) Lechuga (2) Lecitina (4) Legumbres (20) Lentejas (3) Levadura de cerveza (4) Licopeno (1) Ligamentos (1) Limón (2) Limones (1) Limpieza hepática (3) Linaza (10) Lino (4) Líquidos (1) Llagas boca (1) Llantén (4) Loción (2) Lupus (2) Magnesio (24) Majuelo (2) Mal aliento (1) Mal de altura (2) Mal humor (3) Mala circulación (6) Malva (3) Malvavisco (1) Manchas (2) Mantequilla (1) Manzana (7) Manzanilla (3) Maravilla (1) Mareo (1) Margarina (1) María Luisa (1) marzo (1) Más grande (1) Mascarillas (1) Masticar alimentos (1) mayo (2) Medicamentos (1) Medicina China (1) Medicina natural (10) Meditación (1) Melatonina (1) Melisa (1) Melocotones (1) Membrillo (1) Memoria (4) Menopausia (8) Menstruación (1) Menta (5) Menú (1) Metabolismo (1) Miel (2) Migraña (2) Minerales (8) Minoxidil (1) Mocos (2) Monodietas (1) Moretones (1) Mucílagos (5) Muelas (1) Mundo (1) Músculo (1) Músculos (5) Nabos (1) Naranjas (2) Nervios (6) Niños (3) Nitratos (3) Nitritos (2) Nitrosaminas (3) nopal (1) Nueces (6) Nueces del Brasil (1) Nueces del Brasilo (1) Nutrientes (4) Nutritivos (1) Obesidad (19) Ojos (2) Okinawa (1) Omega (4) Omega 3 (10) Omega 6 (4) Orina (4) Orozuz (1) Ortigas (1) Osteoporosis (5) Oxalatos (1) Oxígeno (1) Palmiste (1) Pan (3) Páncreas (1) Papa dulce (1) Pasas (1) Passiflora (1) Pastas (1) Pata de caballo (1) Patatas (5) Pectina (3) Pepino (1) Perejil (5) Pescado (1) Pescado azul (2) Peso ideal (1) picante (2) Picor (1) Piedras en la vesícula (4) Piedras en loos riñones (1) Piedras en los riñones (1) Piedras riñones (1) Piel (19) Pimienta (1) pimienta de Cayena (1) Piña (1) Piridoxina (1) Pirosis (1) Pistachos (1) Plancha (1) plantas (2) Plantas anticoagulantes (1) Plantas antiinflamatorias (1) Plantas antisépticas (1) Plantas comestibles (1) Plantas medicinales (31) Plantas silvestres (2) Plantas venenosas (2) Plátano (2) Plátanos (7) Polen (1) Polvo (1) Potasio (17) Prebióticos (2) Preocupación (1) Presión en el pecho (1) Prevención (1) Probióticos (4) Problemas mujer (1) Propiedades de las plantas (5) Propiedades de los alimentos (17) Protector de estómago (1) Proteína (5) Proteínas (18) Psoriasis (5) Psyllium (1) Pulmones (1) Purinas (4) Pus (1) Quemaduras (4) Quercitina (1) Queso (1) Quinoa (2) Quistes ovario (1) Rábanos (1) Radicales libres (1) Raíces (1) Receta (4) Recetas (5) Recolección (1) Refinado (1) Reflujo (3) Regaliz (1) Reishi (1) Relajación (1) Remedio (3) Remedios (43) Remojo (1) Rendimiento (1) Repollo (2) Resfriado (5) Respirar mejor (8) Retención de líquidos (11) Reumatismo (2) revista (7) Riñones (6) Roble (1) Romero (3) Ronquera (1) rúcula (2) Sabal (1) Sábila (3) Sacarosa (1) Sal (19) Sales de hierbas (1) Salvado (2) Salvia (3) Sangrado (2) Saponinas (1) Seborrea (1) Selenio (4) Semillas (22) Semillas calabaza (1) Semillas de girasol (1) Semillas de lino (1) Septicemia (1) Sesamo (2) Sésamo (5) Síndrome premenstrual (2) Síntomas (1) Sintrom (1) Sistema cardiovascular (1) Sistema inmunitario (4) Sistema nervioso (4) Sobrepeso (2) Sodio (3) Sofocos (2) Soja (6) Sol (2) solución (1) Sopas (1) Sudor (1) Suplementos (16) Sustitutivos de comida (1) Tabaco (8) Taninos (1) Taquicardias (1) (3) Té verde (2) Temperatura (1) Tendones (2) Teobromina (1) Tila (1) Tintura (2) Tomillo (3) Tos (7) Toxicidad (1) Toxinas (2) Tranquilizante (2) Transaminasas (1) Tratamiento natural (10) Trigo sarraceno (2) Tristeza (1) Tubérculos (2) Úlcera (12) Úlceras (2) Uña de gato (1) Uñas (2) Uvas (1) Vahos (1) Vapor (2) Varices (3) Vegetarianos (2) Vejez (1) Vejiga (1) Verduras (27) Vesícula (7) Video (1) Videos (1) Violeta (1) Vista (6) Vitamina A (12) Vitamina B (4) Vitamina B12 (3) Vitamina B6 (1) Vitamina C (19) Vitamina D (3) Vitamina E (12) Vitamina K (3) VitaminaB9 (1) Vitaminas (9) Vitaminas B (10) Warfarina (1) Yaca (1) Yodo (4) Yoga (1) Yogur (6) Zanahoria (6) Zanahorias (6) Zaragatona (1) Zinc (5) Zumo (1) zumos (2)