Translate

lunes, 30 de junio de 2014

! CÓMO ME HUELEN LOS PIES ¡


Llega el calor y con el calor aparece el sudor. Ya se sabe que, cuando sudan los pies, huelen de verdad. 

El olor de pies es un olor muy especial. Un olor como de podrido. Se dice que los pies sudados huelen a queso., aunque se habría de especificar  a qué tipo de queso huelen porque algunos quesos huelen incluso peor. 

Sea a queso o a otra vianda rancia, la verdad es que el olor a pies es muy desagradable,especialmente cuando la persona afectada mantiene una higiene poco habitual, no solo de los pies sino también de los calcetines. 

Para ilustrar la creencia de que los pies sudados huelen a queso valga la siguiente historia de un médico con su problema de pies malolientes:

Se dice que un señor fue al hospital  y , cuando se sentó frente al médico,   se dio cuenta que éste no llevaba zapatos y que sus pies, sobresaliendo por debajo de la mesa, olían terriblemente dentro de unos calcetines negros viejos . 

Por este motivo, seguramente, el médico había colocado un ramo de rosas encima de la mesa, para disimular el mal olor de sus pies. y poder quitarse los zapatos tranquilamente. El doctor sufría mucho de los pies cansados y solía trabajar descalzo habitualmente para desgracia de sus pacientes que tenían que aguantar en silencio el suplicio de unos pies que olían terriblemente. 

El médico miró al paciente por encima de sus gafas y empezó a preguntarle sobre su salud.  A medida que el doctor  le preguntaba,  el señor empezó a estornudar. El médico miró fijamente a los ojos del paciente, mantuvo el silencio durante unos segundos y finalmente le preguntó,  con el aire de superioridad de aquel especialista que ya ha descubierto el diagnóstico correcto:

- Ya veo, es usted alérgico a las flores- afirmó cogiendo el jarrón de encima de la mesa y retirándolo del paciente.

- No,  que va. Trabajo en una floristería

- Igual es usted alérgico al aire acondicionado 

-  En absoluto.  En la oficina tenemos todo el día el aire acondicionado funcionando.

- ¿Sabe usted si hay alguna cosa que le haga estornudar: el pelo de los animales, el polvo, el sol?  En caso contrario, tendremos que hacer unos análisis para averiguar cual es la causa de sus estornudos habituales - pregunto el doctor.

- Pues mire, que sepa yo solamente soy alérgico al queso. Por eso tuve que dejar mi trabajo anterior, pero seguramente tendré  algo más porque esto no es una quesería y ya ve usted , señor doctor, no paro de estornudar.

Esta revelación fue como una sentencia para el doctor cuyos pies rápidamente desaparecieron de debajo de la mesa, intentando apartarlos lo más lejos posible de su paciente. A partir de aquel día, el doctor no se quitó más los zapatos. En vez de intentar disimular su olor con la fragancia de las rosas, se esforzó en llevar una higiene podal más rigurosa y en cambiarse los calcetines más a menudo.

Si  no quiere que le pase como al doctor de la historia, consulte nuestros remedios para el mal olor de pies


jueves, 26 de junio de 2014

CÓMO LIBRARSE DEL COLESTEROL MALO



Tener el "colesterol malo"  elevado es algo común en nuestros días, especialmente cuando las personas llegan a una cierta edad. Tomar pastillas para el colesterol parece ser algo normal y aceptado como si no hubiera otra manera de quitarse de encima el maldito colesterol;  el malo, claro.  

Bueno, sí, hay muchas personas que recurren al Benecol, al Vidacol,  a dos altramuces diarios, al alpiste o a tomas ingentes de jugo de perejil. 

Como reducir el colesterol es un tema que preocupa y mucho. Vaya como ejemplo esta conversación  entre amigos cincuentones:


- ¿Qué tal? ¿Cómo va la vida?

- Pues, ya ves, colega. Vamos tirando. ¿Y tú? Te veo muy bien.- Pregunta Jaime, mientras mira a Alex, que se le desconoce ante sus ojos. Hace más de veinte años que no le veía y poco queda de aquella persona joven y atlética que una  vez participo en las Olimpiadas. Barriga prominente, pelo escaso y gris y ojos cansados detras de unas gruesas lentes bifocales.

- Claro, me cuido sabes.  Buena comida. Descanso semanal.  No me puedo quejar, aunque el colesterol lo tengo un poco alto y algo de hipertensión - contesta Alex que mira a Jaime con un aire de admiración y envidia. Parece que los años no hayan pasado para él. 

- Bah, tener el colesterol elevado es bastante normal a nuestra edad - afirma Jaime-  Yo también lo tenía un poco alto. Al principio, estuve a punto de tomarme pastillas, pero, un compañero de trabajo me recomendó que comiera nueces. Así, desde que me tomo unas  nueces de vez en cuando, hago un poco de ejercicio y me cuido la alimentación  he conseguido bajarlo y no me tomo ninguna pastilla.

La conversación entre nuestros amigos sigue largo y tendido. Se han vuelto a encontrar gracias al Facebook y tienen mucho que recordar y mucho que contar. Jaime se ha hecho vegetariano y eso es lo que intriga a Alex y le hace pensar sobre si será por ello que su antiguo amigo se mantenga  tan joven y con tanta energía.  ¿Tendrán las nueces algo que ver en ello? 

- Oye,me tengo que ir, pero nos vemos otro día y me cuentas lo de tu dieta y eso de las nueces para  el colesterol- se despide Alex a medida que mira de nuevo a su amigo y piensa que debería hacer algo para sentirse mejor. "


¿Qué creen que hará nuestro amigo Alex para buscar una solución a sus problemas personales? ¿Hablará con su médico? ¿Hará más ejercicio? ¿Buscará la solución en la dietética?

Todo ello debería tenerlo en consideración. Nosotros, además de plantearle estas soluciones, le podríamos ayudar con nuestra  guía para  tratar el problema del colesterol 

martes, 24 de junio de 2014

¿HIERRO EN LAS ESPINACAS? NO TANTO COMO ESO





Cuando Popeye abre el bote de espinacas, todo el mundo sabe que la va a liar. Las espinacas le dan tanta fuerza a este personaje que Brutus tiembla, a pesar de ser muy fuerte y realmente  bruto. 

Los dos quieren a Olivia pero ella solo ama a Popeye, por eso grita:
 - ¡Socorro, Popeye!

Este es el grito que incita a Popeye a comer espinacas. Una vez ingerido el  contenido del bote de espinacas,  nada puede detener a nuestro personaje. Golpes, bofetadas y Brutus por el aire gracias a esta verdura que constituye la poción mágica, tal como le ocurre a Asterix cuando toma el brebaje que le ha preparado el druida Panoramix.

¿Qué tienen las espinacas para darle tanta fuerza a Popeye? Según la creencia popular las espinacas son muy ricas en hierro. Probablemente esto es lo que creía el dibujante Max Fleischer cuando reinventó el personaje de Popeye para el cine.

¿Realmente las espinacas son tan ricas en hierro como la gente cree?  Pues no tanto como eso. Las espinacas contienen 1,5 mg de hierro por cada 100 g de peso, muy poco comparado con otros alimentos vegetales como las lentejas (8 mg) o los garbanzos (7 mg) y mucho menos con alimentos de origen animal como el hígado de ternera (18 mg). 

Se imagina a Popeye comiéndose un bote de hígado de ternera. Demasiado canibal, impropio  de un galán como Popeye.   

Hoy sabemos que las espinacas no tienen tanto hierro como se creía,  pero, cada vez que las comemos, nos sentimos un poco como Popeye, fuertes para enfrentarnos a tipos como Brutus. 

Si quieren saber más de alimentos ricos en hierro

miércoles, 18 de junio de 2014

ACEITE DE OLIVA PARA EL COLESTEROL ALTO



- ¿Cuál es el mejor aceite de todos?- mucha gente se pregunta. 

- El aceite de oliva - responden sin dudarlo la mayoría de nutricionistas. 

- ¡Vaya! con lo caro que es, tenía que ser el de oliva. Yo normalmente tomo el de girasol, que me cuesta mucho menos- exclamarán muchas personas a quienes se les había convencido que el aceite de girasol o el de soja era tan bueno como el de oliva y, además, mucho más barato. 

- Pues, no. El mejor, el de oliva. Los otros dos son aceites de calidad, especialmente para tomar en crudo, pero son  bastante flojos para freír. El aceite de oliva aguanta mejor las altas temperaturas, cunde mucho y es más equilibrado que el resto de aceites. Además sabe mejor. 

Hagan la siguiente preparación culinaria:  Corten una rebanada de pan y tóstenla  un poco. Partan un tomate y restréguenlo por la tostada. Añadan un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal. Sabe a gloria, incluso sin chorizo. Es una combinación excelente para el corazón y las arterias. El chorizo no lo es tanto,así que no hace falta incluirlo en la receta. 

Muchas son las propiedades por las que se alaba el aceite de oliva, que , poco a poco, se va introduciendo en mercados como el de China o Estados Unidos, países que eran bastan reacios a usar este aceite. 

Entre las propiedades más destacadas se encuentra su capacidad para disminuir el colesterol alto, tanto  por sus ácidos grasos monoinsaturados que disminuyen  el "colesterol malo" , como por su riqueza en fitoesteroles que aumentan el "colesterol bueno", contrarrestando el malo. 

Y éste no es el único beneficio del aceite de oliva, que tiene muchas más.

Más sobre las propiedades del aceite de oliva

lunes, 16 de junio de 2014

¿ESTOY BIEN DE PESO O NO?


Muchas veces se habrán  mirado al espejo y se habrán  visto  con demasiado peso. Son una pareja preocupada por su aspecto y la cuestión de peso les preocupa. En realidad, generalmente, un poquito más a ella que a él. 

 Normalmente él suele decir: 

- Estoy un poco lleno 

A lo que ella le responde: 

- ¡Qué va! Yo sÍ que estoy gorda, mira: parezco una foca. 

El espejo refleja dos siluetas de una pareja bastante común hoy en día. Él bastante lleno, con barriga cervecera bien marcada, cuya imagen no le gusta pero que no está demasiado convencido en renunciar a la buena comida, mejor  con postre de helado dulce, copa y cigarro rubio incluido.  Ella, muchas veces en su peso saludable, incluso, en bastantes ocasiones, con bajo peso aunque viéndose bajo sus propios ojos como si tuviera  sobrepeso o incluso fuese obesa. 

¿Quién tiene razón? ¿Esta él con un poco de sobrepeso o esta gordo? ¿Está ella gorda o anda baja de peso?  Los números del dibujo superior nos dan la respuesta . Es lo que se llama el IMC (Índice de Masa Corporal) 

 Y...¿cómo se sabe que número tengo? ¿Cuál es mi IMC. Es muy fácil. Cogemos lápiz y calculadora y empecemos.

¿Cuánto mide usted, señor?

- 1,74

Y...¿Cuánto pesa?

- 88 kg


Vamos a ver. Multiplicamos lo que medidos por lo que medimos, es decir 1,74 por  1,74. Resultado = 3, 0276. Anotamos este número para no olvidarlo.

Ahora dividimos el peso (88 kg) por el numero obtenido antes:  88 dividido por  3,0276 . Resultado = 29,06. 

- Este es su IMC, señor.

- ¿Es grave? ¿Significa que estoy gordo?-pregunta él. 

- Pues mire el dibujo de arriba. 29,06 esta dentro de lo que se considera sobrepeso aunque ya se acerca a lo que sería obesidad grado 1. Mejor que empiece a preocuparse por perder un poco de peso. 


- Y...¿Qué pasa conmigo? ¿No me dice cual es mi IMC? - Pregunta ella. 

- ¿Cuánto pesa,usted?

- 58 kg

- ¿Cuánto mide?

- 1,63. ¿Estoy muy gorda, verdad? 

VAYA ¿QUE LE CONTESTARÍAMOS? MÁNDANOS TUS COMENTARIOS





sábado, 14 de junio de 2014

CANELA PARA DIGESTIONES LENTAS Y PESADAS

Tu estómago parece que nunca termina de trabajar.  Acabas de dejar la oficina y sientes  tu boca como empastada. Necesitas beber: tienes  mucha sed y un estómago lleno y pesado, como repleto de piedras.

 "Pero si comí hace casi 4 horas"- te quejas. Y encima comiste verduras y un poco pescado al horno. "Vaya, serán los nervios del trabajo, con lo que me cuido..." 

Puede ser que estés cuidando tu alimentación con esmero y que no te estés pasando ni un gramo. Entonces ... ¿Qué te ocurre? ¿Por qué tus digestiones son lentas y pesadas?

A lo mejor, eres de estómago poco trabajador. Quizás te falten los ácidos necesarios para  descomponer los alimentos. 

Sin suficiente ácido, tu estómago se vuelve "perezoso", incluso comiendo bien. Las digestiones se hacen largas y largas, duran y duran. Sientes un peso interior, no paras de eructar y tienes la barriga hinchada.  

En este caso, te conviene ir al supermercado, o a tu tienda de productos naturales, a por un bote de canela. La canela aviva la digestión, anima los ácidos y favorece la descomposición de los alimentos. 

Por eso, la próxima vez que comas fuera de casa , te llevaras tu canela en polvo y echarás un poquito en tu ensalada, o en tus patatas hervidas . Verás qué bien sabe tu pescado al horno y, sobre todo, al cabo de un par de horas...solucionado. Ni eructos, ni pesadez. Estómago vacío y...  la ligereza de una pluma. 

Si quieres saber más propiedades de la canela

jueves, 12 de junio de 2014

SANDÍAS CONTRA EL CALOR Y ALGO MÁS


Tenemos mucha sed porque el calor comienza a apretar. 36'5 ºC a la sombra y empezamos  a sudar. La camisa empapada y no deja de hacer calor. Abrimos la nevera; buscamos algo fresquito con lo que apagar nuestra  sed.

Allí esta la sandía, partida por la mitad, mostrando su pulpa rojiza, fresca y turgente. No podemos resistirnos. Un buen tajo de esta sandía nos va a quitar la sed. 

La sandía es refrescante,  muy apta para el verano. Por eso,  es una fruta de esta estación. Este año vamos a empezar a comerla en primavera, porque el calor se ha adelantado. 

Y, vosotros, que vivís en esta parte del mundo donde empieza a hacer frío, si tenéis la oportunidad de disponer de esta fruta, no la despreciéis porque,  ademas  de quitar la sed, la sandía tiene muchas otras propiedades. 

miércoles, 11 de junio de 2014

TIEMPO DE CEREZAS


Estamos en tiempo de cerezas. Cerezas rojo brillantes, cerezas rojo morado más o menos oscuras, cerezas amarillo crema, como de natillas,  ocupan paradas de frutas y verduras con sus atrayentes colores, destacando entre el amarillo pálido del limón o el verde hierba  de las lechugas. 

Las cerezas de la tienda de Pedro, el de la esquina,  junto al quiosco,  son más grandes que las que mi tío cultiva en su jardín,  por eso las he comprado esta mañana.

Rápidamente las he llevado a casa y, después de lavarlas, las he puesto a refrescar en la nevera. Ahora, cuando llegue a casa, me comeré unas pocas como postre. Deben estar riquísimas a juzgar por el grado de madurez que he constatado esta mañana. 

Si hubiera hecho  caso a mi tío, no las hubiera comprado. Él siempre dice que las cerezas modernas, tan grandes y con colores tan brillantes,  no son tan dulces como las variedades autóctonas. Estas últimas son menores en tamaño pero, según él, son mucho más dulces. 

He presionado una entre los dedos y la he notado blandita, hundiéndose levemente entre el dedo pulgar e índice. La he sujetado con delicadeza para que no se rompa, pues, ya se sabe, el jugo de cereza mancha mucho y no es cuestión de ir al trabajo con la camisa sucia.

Me apetecía comerla, pero me he resistido. No quiero ensuiar  mis  dientes con el colorante rojo-sangre de la cereza. Creo que lo que mancha de su jugo son las antocianinas, unos colorantes naturales que proporcionan a este fruto la mayoría de sus propiedades. 

Bien, ya hablaremos mañana. Te contaré si están realmente  buenas o, como mi tío suele decir, todo es fachada en la fruta de  hoy en día  y nada tiene el gústo de antes. 

Ya te comentaré mañana  si mi tío está en lo cierto,  cuando las haya probado. 

viernes, 6 de junio de 2014

REVISTA MES DE JUNIO





































Pueden consultar la nueva revista del mes de junio que acabamos de publicar con artículos sobre plantas medicinales , medicina natural, dietas curativas y muchas cosas más. 

Ver revista del mes de junio

jueves, 5 de junio de 2014

REMEDIO DE REGALIZ PARA LA ACIDEZ DE ESTÓMAGO


¿Notas que la comida no te ha acabado de sentar bien? ¿Sientes como un escozor en la boca del estómago? ¿Acabas de notar que te arde el estómago? ¿Piensas que deberías beber un vaso de agua con bicarbonato para hacer desaparecer esta sensación que te molesta?

No lo hagas. El bicarbonato te aliviará de momento, pero, después, te sentirás peor. Tu estómago reaccionará produciendo más ácido del que tenías  antes de beber el agua con bicarbonato. Cada vez tendrás más y más acidez. 

No es suficiente con neutralizar el ácido. Lo importante es suavizar la capa que cubre el estómago, desinflamarla y protegerla para que deje de producir escozor.  Esto no sabe hacerlo el bicarbonato, ni las famosas sales de frutas,  por ello vamos a recurrir a la raíz de regaliz

La raíz de la regaliz se ha utilizado tradicionalmente como un remedio para disminuir la acidez  porque ejerce una acción suavizante sobre la mucosa gástrica inflamada(Se llama así a la capa que cubre el estómago).

Podemos utilizar un trocito de raíz de regaliz y chuparla de tanto en tanto para extraer el zumo que, al ser ingerido, irá suavizando la mucosa gástrica.  En las herborísterías  o  en las tiendas de productos naturales venden palitos de regaliz tal como podemos ver en la foto superior.

Mordemos el palo por un extremo y comenzamos a chuparlo para que empiece a salir el zumo. Apreciamos el sabor dulzón, muy peculiar, del regaliz en nuestra boca. Notamos como nuestra acidez va disminuyendo, aliviando las sensación de quemazón estomacal. 

No te gusta chupar palos. Prefieres el viejo remedio de la tisana.  Entonces puedes  dejar reposar en agua durante 15 minutos  una cucharada pequeña de raíz seca triturada por vaso de agua. Colar y beber  2-3 tazas al día.

Si deseas conocer otros remedios contra la acidez estomacal puedes consultar nuestra página 



miércoles, 4 de junio de 2014

HIERBAS ENTRE LAS TEJAS




La capacidad de las "malas hierbas" para adaptarse en lugares aparentemente imposibles se aprecia claramente en esta foto. Se trata de un detalle de unas tejas de pizarra sobre una caseta de montaña. Sin prácticamente tierra donde agarrarse, las hierbas luchan por seguir viviendo  en un espacio inhóspito.   

En la imagen siguiente vemos unas tejas de pizarra sin ninguna hierba


Entradas más populares

Etiquetas

201 (1) 2017 (1) Abedul (1) Abonos (1) abril (1) Aceite (7) Aceite almendras (1) Aceite de argán (1) Aceite de borraja (1) Aceite de caléndula (2) Aceite de coco (1) Aceite de germen de trigo (1) Aceite de girasol (1) Aceite de nueces (1) Aceite de oliva (12) Aceite de onagra (2) Aceite de palma (1) Aceite de pescado (1) Aceites (4) Aceites de semillas (1) Aceites esenciales (3) Aceites vegetales (3) Acelgas (2) Achicoria (1) Acíbar (1) Acidez (13) Acidificación organismo (1) Ácido fólico (8) Ácido úrico (6) Ácidos grasos (5) Acidos grasos esenciales (7) Acné (5) Adelgazar (23) Aditivos (1) Afonía (1) Agua (6) Aguacate (3) Ajo (5) Alcachofa (8) Alcaparra (1) Alcohol (13) Alergia (4) Alforfón (1) Algas (4) Alimentación (21) Alimentos (37) Alimentos ácidos (1) Alimentos alcalinos (3) Alimentos ecológicos (2) Alimentos industriales (2) Alimentos para curar (26) Alimentos prohibidos (6) Alimentos-medicina (1) Aloe (3) Aloe vera (3) Alubias (2) Alzheimer (2) Amargón (1) Aminoácidos (3) Anemia (5) Angélica china (1) Angina de pecho (1) Anorexia (1) Ansiedad (5) Antibacteriano (1) Antibiótico (3) Antiinflamatorio (6) Antioxidantes (28) Apatía (1) Apetito (2) Arándanos (2) Ardor (1) Arnica (1) Arroz (2) Arrugas (5) Arteriosclerosis (1) Articulaciones (3) Artritis (7) Asma (3) Astringente (1) Avena (4) Ayuno (1) Azucar (1) Azúcar (19) Azúcar refinado (1) Azucar. (1) Azufre (2) Bacterias saludables (1) Barbacoa (1) Batata (1) Bebidas con gas (1) Belleza (3) Beneficios (1) Betacarotenos (11) Bífidus (1) Bilis (2) Biotina (1) Boj (1) Boldo (4) Bollería (1) Boniato (2) Brócoli (3) Bronquitis (3) Cabello (5) Cacao (3) Café (3) Cafeína (1) Caída cabello (1) Calabaza (3) Calabazas (1) Calambres (1) Calcio (17) Caléndula (1) Calorías (4) Calvicie (8) Cambios de humor (1) Caminar (1) Cancer (5) Cáncer (8) Cáncer colon (2) Cáncer duodeno (1) Cáncer garganta (1) Cáncer mama (1) Cáncer piel (1) Candidiasis (1) Canela (2) Cansancio (6) cápsulas (2) Cardamomo (2) Cardo Mariano (2) Caries (1) Carminativo (1) Carne (7) Carnes rojas (1) Carotenos (2) Cartílago (1) Cartílagos (1) Caspa (3) Castaño de Indias (2) cataplasmas (1) Catarro (1) Cebolla (2) Cebollas (3) Cedrón (1) Celíacos (3) Celulitis (2) Cereales (9) Cerebro (2) Champú (1) Chía (9) Chocolate (6) Chocolate con leche (1) Chocolate negro (1) Cicatrices (5) Circulación (5) Cirrosis (7) Ciruelas (1) Cítricos (2) Clavo (1) Cocinar (1) Col (7) Cola de caballo (1) Colágeno (5) Colesterol (18) Cólicos (2) Coliflor (2) Colon irritable (2) Colorantes (1) Combinación proteínas (1) Comino (2) Compota (1) Compresas (1) Comprimidos (1) Concentración (3) Concurso (1) Congestión (1) Conservantes (1) Conservas (1) Contaminación (1) Contraíndicaciones (2) Coquitos (1) Corazón (22) Cosméticos (2) Crecimiento (3) Crema de calabaza (1) Cremas (1) Cromo (1) Crucíferas (2) Cúrcuma (6) Curcumina (2) Dátiles (2) Decocciones (1) Defensas (2) Demencia (1) Deporte (1) Deportistas (6) Depresión (6) Depurativo (6) Dermatitis (3) Desayunar (1) Descascarillado (1) Desinfectante (1) Desintoxicar (5) DHA (1) Diabetes (17) Diarrea (6) Diente de león (2) Dientes (2) Dieta (67) Dieta adelgazar (3) Dieta bikini (1) Dieta depurativa (5) Dieta detox (1) Dieta Dukan (3) Dieta mediterránea (4) Dieta según el grupo sanguíneo (1) Dieta vegetariana (3) Dietas (1) Dietas proteicas (1) Dificultad respiratoria (1) Digestiones pesadas (9) Diuréticos (14) Dolor (6) Dolor de cabeza (2) Dolor de cuello (1) Dolor de estómago (3) Dolor de riñones (1) Dolor espalda (1) Dolor menstrual (1) Dong Quai (1) Dosis (1) Drosera (1) Dulces (1) Duraznos (1) Durian (1) Eczema (4) Edulcorantes (1) Ejercicio físico (9) Embarazo (8) Embutidos (2) Encías sangrantes (1) Encina (1) Energía (1) Energía mental (1) enero (1) Enfermedad de Crohn (1) Enfermedades (2) Enfermedades infecciosas (1) Enfermedades respiratorias (2) Engordar (1) Enjuagues (1) Ensaladas (2) Envejecimiento (1) EPA (1) Equinácea. Árnica (1) Equinácea. Shiitake (1) Eructos (1) Espárragos (1) Especias (4) Esperanza de vida (1) Espinacas (2) Espino blanco (1) Esterilidad (1) Estevia (1) Estimulante (1) Estimulantes (4) Estómago (3) Estreñimiento (20) Estrés (16) Estudiantes (4) Etiquetas (1) Eucalipto (4) Exámenes (2) Exótica (1) Expectorante (1) Falta de atención (1) Farfara (1) Fatiga (1) Fenogreco (1) Fertilidad (1) Fertilizantes (1) Fibra (34) Fibra soluble (8) Fibromialgia (6) Fisioterapia (1) Fitoestrógenos (2) Fitoquímicos (1) Fitoterapia (10) Flato (1) Flatulencias (2) Flavonoides (5) Flor de la Pasión (2) Flora intestinal (5) Flujo (1) Fósforo (6) Fracturas (2) Fresa (1) Fritos (3) Fructosa (2) Fruta (4) Frutas (14) Frutos secos (18) Frutos tóxicos (3) Fumar cigarrillos (2) Fumaria (1) Garbanzos (3) Garcinia cambogia (1) Gargarismos (1) Gases (3) Gastitis (1) Gastritis (12) Gel de sábila (3) Germen de trigo (2) Gingivitis (1) Gingseng (1) Ginkgo (2) GLA (1) Glucomanano (1) Glucosa (1) glucosinolatos (2) Gluten (4) Goji (1) Golpes (1) Gota (5) Granos (4) Grasas (12) Grasas buenas (8) Grasas de cadena larga (1) Grasas hidrogenadas (4) Grasas malas (7) Grasas monosaturadas (1) Grasas saturadas (2) Grasas trans (5) Graviola (1) Gripe (2) Guanábana (1) Guisantes (3) Habas (3) Hambre (8) Helicobacter (3) Hemorragias (2) Hemorroides (2) Heparina (1) Heridas (4) Hernia de hiato (1) Herpes (1) Hidratación (3) Hidratos de carbono (10) Hidratos de carbono complejos (1) Hidrosoluble (1) Hierba de San Juan (1) Hierbas aromáticas (8) Hierro (5) Hígado (19) Hígado graso (3) Higiene de los alimentos (1) Higos secos (1) Hinchazón (3) Hiperactividad (1) Hiperglucemia (1) Hipérico (1) Hipertensión (16) Hipoglucemia (1) Horno (2) Hortalizas (5) Huesos (9) Huevos (4) Hummus (1) Ictericia (1) Ictus (1) Incontinencia urinaria (1) Infarto (2) Infecciones (4) Infusiones (17) Inmunidad (2) Insomnio (2) Insuficiencia cardíaca (4) Insuficiencia hepática (5) Insuficiencia renal (3) Insulina (4) Integral (1) Inteligencia (1) Intestino (4) Intolerancia (1) Intoxicaciones (2) Ira (1) Irritante (1) Isoflavonas (1) Jackfruit (1) Jalea real (1) Jarabe (1) Jengibre (5) Jóvenes (1) Judías (3) Jugo de áloe (3) Jugo de Limón (2) Kiwis (1) Kombu (1) Lactancia (5) Lacteos (8) Lácteos (3) Látex (1) Lavanda (3) Laxante (3) Laxantes (2) LCFA (1) Leche (7) Leche de arroz (1) Leche de coco (1) Leches vegetales (2) Lechuga (2) Lecitina (4) Legumbres (20) Lentejas (3) Levadura de cerveza (4) Licopeno (1) Ligamentos (1) Limón (2) Limones (1) Limpieza hepática (3) Linaza (10) Lino (4) Líquidos (1) Llagas boca (1) Llantén (4) Loción (2) Lupus (2) Magnesio (24) Majuelo (2) Mal aliento (1) Mal de altura (2) Mal humor (3) Mala circulación (6) Malva (3) Malvavisco (1) Manchas (2) Mantequilla (1) Manzana (7) Manzanilla (3) Maravilla (1) Mareo (1) Margarina (1) María Luisa (1) marzo (1) Más grande (1) Mascarillas (1) Masticar alimentos (1) mayo (1) Medicamentos (1) Medicina China (1) Medicina natural (9) Meditación (1) Melatonina (1) Melisa (1) Melocotones (1) Membrillo (1) Memoria (4) Menopausia (8) Menstruación (1) Menta (5) Menú (1) Metabolismo (1) Miel (2) Migraña (2) Minerales (8) Minoxidil (1) Mocos (2) Monodietas (1) Moretones (1) Mucílagos (5) Muelas (1) Mundo (1) Músculo (1) Músculos (5) Nabos (1) Naranjas (2) Nervios (6) Niños (3) Nitratos (3) Nitritos (2) Nitrosaminas (3) nopal (1) Nueces (6) Nueces del Brasil (1) Nueces del Brasilo (1) Nutrientes (4) Nutritivos (1) Obesidad (19) Ojos (2) Okinawa (1) Omega (4) Omega 3 (10) Omega 6 (4) Orina (4) Orozuz (1) Ortigas (1) Osteoporosis (5) Oxalatos (1) Oxígeno (1) Palmiste (1) Pan (3) Páncreas (1) Papa dulce (1) Pasas (1) Passiflora (1) Pastas (1) Pata de caballo (1) Patatas (5) Pectina (3) Pepino (1) Perejil (5) Pescado (1) Pescado azul (2) Peso ideal (1) picante (2) Picor (1) Piedras en la vesícula (4) Piedras en loos riñones (1) Piedras en los riñones (1) Piedras riñones (1) Piel (19) Pimienta (1) pimienta de Cayena (1) Piña (1) Piridoxina (1) Pirosis (1) Pistachos (1) Plancha (1) plantas (2) Plantas anticoagulantes (1) Plantas antiinflamatorias (1) Plantas antisépticas (1) Plantas comestibles (1) Plantas medicinales (30) Plantas silvestres (2) Plantas venenosas (2) Plátano (2) Plátanos (7) Polen (1) Polvo (1) Potasio (17) Prebióticos (2) Preocupación (1) Presión en el pecho (1) Prevención (1) Probióticos (4) Problemas mujer (1) Propiedades de las plantas (5) Propiedades de los alimentos (17) Protector de estómago (1) Proteína (5) Proteínas (18) Psoriasis (5) Psyllium (1) Pulmones (1) Purinas (4) Pus (1) Quemaduras (4) Quercitina (1) Queso (1) Quinoa (2) Quistes ovario (1) Rábanos (1) Radicales libres (1) Raíces (1) Receta (4) Recetas (4) Recolección (1) Refinado (1) Reflujo (3) Regaliz (1) Reishi (1) Relajación (1) Remedio (3) Remedios (42) Remojo (1) Rendimiento (1) Repollo (2) Resfriado (5) Respirar mejor (8) Retención de líquidos (11) Reumatismo (2) revista (6) Riñones (6) Roble (1) Romero (3) Ronquera (1) rúcula (2) Sabal (1) Sábila (3) Sacarosa (1) Sal (19) Sales de hierbas (1) Salvado (2) Salvia (3) Sangrado (2) Saponinas (1) Seborrea (1) Selenio (4) Semillas (22) Semillas calabaza (1) Semillas de girasol (1) Semillas de lino (1) Septicemia (1) Sesamo (2) Sésamo (5) Síndrome premenstrual (2) Síntomas (1) Sintrom (1) Sistema cardiovascular (1) Sistema inmunitario (4) Sistema nervioso (4) Sobrepeso (2) Sodio (3) Sofocos (2) Soja (6) Sol (2) Sopas (1) Sudor (1) Suplementos (16) Sustitutivos de comida (1) Tabaco (8) Taninos (1) Taquicardias (1) (3) Té verde (2) Temperatura (1) Tendones (2) Teobromina (1) Tila (1) Tintura (2) Tomillo (3) Tos (7) Toxicidad (1) Toxinas (2) Tranquilizante (2) Transaminasas (1) Tratamiento natural (10) Trigo sarraceno (2) Tristeza (1) Tubérculos (2) Úlcera (12) Úlceras (2) Uña de gato (1) Uñas (2) Uvas (1) Vahos (1) Vapor (2) Varices (3) Vegetarianos (2) Vejez (1) Vejiga (1) Verduras (27) Vesícula (7) Video (1) Videos (1) Violeta (1) Vista (6) Vitamina A (12) Vitamina B (4) Vitamina B12 (3) Vitamina B6 (1) Vitamina C (19) Vitamina D (3) Vitamina E (12) Vitamina K (3) VitaminaB9 (1) Vitaminas (9) Vitaminas B (10) Warfarina (1) Yaca (1) Yodo (4) Yoga (1) Yogur (6) Zanahoria (6) Zanahorias (6) Zaragatona (1) Zinc (5) Zumo (1)